martes, 29 de diciembre de 2015

Bienvenida Seas

Me explota el alma
Me explota el cuerpo
No se qué es. No se por dónde pasa.
No estoy bien. Pero no estoy mal.
Solo sobresaltada. Sólo movilizada.
Estoy en crisis. Estoy en cambio.
Estoy moviéndome.
Estoy buscando
Estoy en conciencia de esa búsqueda.
De ese movimiento.
Me duele el cuerpo. Me duele el alma
Y al mismo tiempo no me duele nada.
No hay dolor. Solo espera.
No hay dolor. Sólo expectativa.
Dejarse llevar.
Poder fluir con la energía creadora del Universo.
Poder dejarse arrastrar por lo que el Alma dicta
No es como debería ser.
Quién dice cómo debería ser?
Existe algún debería?
No. Nada es bueno o malo. Sólo es.
Lo que nos afecta no es la realidad.
Lo que nos afecta es el juicio emitido sobre la realidad.
Cómo nosotros vemos y percibimos esa realidad.
Y nuestros lentes siempre se empañan de miedos.
Se tiñen de recuerdos y de prejuicios. De temores
De expectativas. De deseos.
Y en general las cosas no son como queremos.
Y sufrimos y lloramos porque nos
duele lo que pasa
Sin entender que lo que nos pasa no es el problema.
El problema es cómo tomamos lo que nos pasa.
Hay que asumir la responsabilidad sobre nuestra vida.
Hay que asumir que somos creadores de nuestra realidad
Que nada nos pasa por encima. Nos lo dejamos pasar.
Y que toda experiencia es aprendizaje
Que toda experiencia es crecimiento
Que todos tenemos virtudes y defectos
Que todos somos claros y oscuros.
Que todos tenemos sombras.
y que aceptando la sombra, la luz y la Vida así como es
Podemos empezar a estar en Paz. Con la Vida
Con uno mismo, con el Universo
Y con el otro
Me explota el alma
Me explota el cuerpo
Estoy en crisis
Bienvenida Seas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario