martes, 27 de junio de 2017

Del Abismo a la Luz

Los últimos meses han sido muy duros.
He pasado uno de los peores momentos de mi vida aunque en realidad en cuanto a acontecimiento no ha sido tan terrible. Una ruptura amorosa no es el fin del mundo. Pasa todos los días
He vivido cosas mucho peores. Abusos, enfermedades graves de seres queridos, crisis económicas, no tener trabajo, muertes repentinas, un divorcio, un aborto.
Cosas graves. De verdad
Y sin embargo esta ruptura fue tan cruel. Tan triste. Tan profunda. Porque profundo era lo que yo sentía. Me la volví a jugar y me salió peor que antes.
Sin embargo, tan profundo fue todo que al verme destruida en mil pedazos entendí que no tenía más opción que agarrar pedacito por pedacito, analizarlo, arreglarlo y reconstruirme.
Y así empecé en el medio del dolor, a ir cada vez más profundo en el abismo. Cada vez que agarraba un pedazo de mí tratando de salir me metía en otro pozo de sombra y oscuridad.
Y fue (es) un proceso muy duro. Muy angustiante y muy doloroso. Pase por momentos de mucho insomnio. De no comer. De no poder pensar más que en eso en lo que pensaba.
Fueron momentos de mucho dolor y de creer que iba a volverme loca.
Sin embargo, cada vez que uno de mis trozos veía la luz… comenzaba a sentir que podía salir
Y así me encontré un día riendo de nuevo. Sintiendo que puedo volver a estar bien. Sintiendo que puedo volver a mi misma cada vez que me pierda. Porque seguramente no será la última vez. Pero no pasa nada. Puedo perderme porque sé que siempre estoy ahí esperándome. Esperando que el  embrujo del espejo pase.
Esperando que me dé cuenta que es lo que tengo que aprender de ese abismo
Porque de cada cosa que pasa se aprende algo. Y en general de lo malo se aprende más que de lo bueno.
Asique en estos meses de abandonarme, traicionarme y negarme he aprendido mucho más que en los últimos años.
Y éste despertar, que no es el primero, es el más profundo que he vivido.
Y aquí estoy, sintiendo que puedo ser más Yo misma. Más intensa y más real. Más honesta y más auténtica
Y entendiendo que me debo explicaciones sólo a mí misma. Que solo tengo que seguir mi propio camino. Y que si en algún momento alguien tiene más poder en mi vida que yo misma es sólo porque lo permito. Y porque habrá lecciones que no aprendí
Y aunque aún falte mucho camino por recorrer…. Hasta el día que me muera lo habrá… hoy siento que estoy de pie. Que a veces tambaleo. A veces creo que aún no me levanté. Pero no. Aquí estoy. De pie y más entera que nunca.
Y este tiempo de tanta oscuridad y dolor no me ha servido más que para reafirmar quién soy en realidad. Quién puedo llegar a ser y quién siento que existe dentro de mí.
Asique ahora voy a por lo que he venido a hacer a este mundo.
Muchos quedarán en el camino
Muchos no me entenderán
Muchos creerán que realmente enloquecí. No importa. Eso también será un aprendizaje
Más allá de quién quede y quién se vaya. Más allá de que haga todos los días. En mi Ser sé lo que vine a hacer y a aprender. Y hasta a enseñar. Asique en ese camino me pongo. Me entrego y me dispongo a que la Vida haga lo que tenga que hacer. Hasta ahora quise escaparme y evitar lo inevitable.
Pero ya no más. Aquí me levanto y me entrego a que sea lo que tenga que ser porque todo lo que el Universo ha dispuesto es Perfecto  y yo soy parte de esa Perfección.





martes, 31 de enero de 2017

Yo te AMO fuerte, CAGON

Estoy un poco cansada.... No, cansada no es la palabra. Estoy harta. Harta de tener que pedir permiso para sentir.
Harta para deliberar 3 horas si te escribo o no te escribo
Harta para analizar fríamente y estadísticamente si te invito o no te invito. Si te escribo y quedo asa, si no te escribo y quedo así.
Harta de no poder decir "Quedate a dormir, que es re tarde" sin que eso se lea como "por favor no me dejes,no me abandones.casemonos y envejezcamos juntos"
Harta de no poder decirte que te extraño, porque crees que eso significa que quiero tener 3 hijos y 2 perros. No. eso significa que te extraño. Punto. Que tengo ganas de verte. Vos no tenes ganas de verme a veces?. A tus amigos no tenes ganas de verlos? Es lo mismo.
Y quedate a dormir es eso. QUEDATE A DORMIR. Si me quisiera casar diría ME QUIERO CASAR
Estoy harta de vivir con miedo. Miedo de lo que vas a pensar. Miedo de lo que van a decir tus amigos de mi. Miedo de cómo van a analizarme sin conocerme. Miedo de que mal interpretes todo lo que diga. Miedo de hacer algo y que justo sea eso que no querías que hiciera.
Y asi se me va la vida. Pensando y analizando que carajos hice mal. Que carajo tengo de errado.. En que fallo. En qué vine fallada. Porque evidentemente con los hombres, no me va bien.
Pensé que tenía algo mal. Pensé que no era suficientemente..... linda? inteligente? buena cocinera? sexy? sumisa? flaca? exitosa?
Pero después de un tiempo descubrí que en realidad el problema no es mío. O no del todo.
El problema es que a los hombres les falta huevos. El problema es que los hombres ya no se  bancan escuchar un te extraño. Un te amo sin salir corriendo. Porque les metieron en la cabeza que la pareja es la cárcel. Que estar con alguien es perderse completamente. Que una mujer que los "agarra" no los suelta mas.
Pero sobre todo.. los hombres tienen mucho miedo de sentir.
Tienen miedo de todo eso que les pasa cuando una los quiere. Los mima, los consiente. Cuando tienen a alquien que los vuelve vulnerables y hasta tiernos y un poco menos bobos.
Cuando alguien los apoya y los sostiene. No saben que hacer. No saben para que lado correr.
Y sobre todo... no lo saben tomar. Lo dejan pasar porque salen corriendo ante el primer atisbo de "compromiso" Como si no fuera ya suficiente compromiso desnudarte con alguien que no conoces y entregarle el cuerpo y un poco el alma... aunque no te des cuenta.
No se porque viven asustados. No se si es la cultura patriarcal que ven a la mujer como alguien que les chupara la energía la sangre y el dinero... no se si es machismo.... no se si es culpa nuestra... que alimentamos el cuento del principe azul que no existe. No se si es el feminismo que nos puso a todas en otro lugar y ahora ustedes no saben que hacer.
Lo que si se es que no puedo ser quién no soy. Y que si yo siento... siento fuerte. Si yo me decepciono, me decepciono fuerte. Si te amo, te amo fuerte. Y lamento muchísimo que no te lo banques. Lamento mucho que no te banques tanto amor.... por puro cagón.
Pero nada va cambiar el hecho de que yo sienta lo que sienta. Y te lo diga. Y lo demuestre. Allá vos con tus inseguridades, tus mambos, tus no miradas de chico, tus autoexigencias de macho insensible, tus histerias de me pasa pero no lo digo, tus me hago el interesante....tus delirios de espero tantos minutos para contestarle para que no crea q estoy pendiente.
Yo si estoy pendiente. Porque si te quiero estoy pendiente de vos. Y que me importa si esta bien o mal o no concuerda con las reglas imperantes de la histeria y las malas costumbres.
Pues descubrí
que mi único error es tener Ovarios. Bancarme lo que me pasa y lo que siento. Decirlo, demostrarlo y que la respuesta del otro lado puede no ser la que espero.
Pero nunca jamas dejar de ser fiel a mi misma.A lo que siento y actuar en consecuencia. Ser coherente con lo que pienso, siento, digo y hago.
Al menos en la medida de lo posible.
Y seguiré demostrando lo que me pasa. Y seguiré diciendote que te podes quedar a desayunar. Que te extraño y que me gustaría verte. Tengas los nombres que tengas.
Y que si vuelve a pasarme. Seguiré diciendote que te amo. Como puede amar una mujer con ovarios. Fuerte.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Se puede amar en libertad

Estaba muy perdida.
Estaba perdida en medio del caos y el dolor. Estaba perdida intentando recomponerme y reconstruirme. Estaba sola luchando contra todo lo que alguna vez me atormentó. Contra todas mis sombras y mis fantasmas. Contra mi misma y contra el mundo.
Estaba atrapada en ese mar de confusión y enojo. Creyéndome más que el resto. Creyendo que podía con todo. Creyendo que yo sola era capaz de vencer todos los molinos.
Y apareciste de la nada. De pronto. Sin nada demasiado claro tampoco. Vos mismo inmerso en una gran confusión
Pero no se cómo ni cuando te fuiste transformando en un pilar.
Intentamos des-confundirnos mutuamente.
Lograste ayudarme a encontrar mi propio eje. Nunca invadiendo. Nunca diciéndome lo que tengo que hacer. Siempre apoyándome para que yo sola pudiera volver a mí.
Me guiaste hacia mí misma.
Y amo la forma que tenés de darme ánimo y fuerzas para ser quien soy realmente. Amo que puedas mostrarme que puedo. Que tengas la valentía de ayudarme a ser una mujer entera. Amo que eso no te de miedo.
Amo que seas capaz de reconocer que aprendes a la par mío. Amo que me dejes apoyarte en lo que necesites y que tu camino sea en tanta libertad como el mio.
Amo y agradezco que en este tiempo hayas sido un sostén. Un pilar. Un refugio.
Y amo ser libre al lado tuyo Amo poder ser yo misma. No necesitar impostar nada. No necesitar inventar ni actuar.
No necesitar esconder ni mentir.
Yo soy esto. Con todo lo bueno y con todo lo malo. Con todas mis luces y con todas mis sombras.
Y me da felicidad haberte encontrado. Que hayas tenido la valentía de salirte de tu mundo para compartirlo conmigo. Que hayamos construido lo que hemos construido. Que el mundo sepa que existe todavía la posibilidad de vivir en el amor. Y que el Amor puede vivir en libertad. Y que la libertad puede vivir en compromiso con el otro.
Gracias por darme tu tiempo y tu amor y toda tu generosidad.
Gracias por elegirme y por hacerme parte de tu vida.
Gracias por darme la oportunidad de volver a creer. Y de creer que yo también merezco esto.
Gracias por haber estado ahí, en el momento y en el lugar preciso.
Gracias por ser como sos conmigo
Gracias por dejarme ser como soy con vos.

Morir en domingo para aprender a vivir

Odio los domingos.
Sobre todo los domingos a esta hora, cuando el sol se esconde y la noche se acerca.
En esta hora de este día me siento morir.
Siento que me estoy muriendo. Que otra semana se termina. Que otro lunes acecha. Que otra vez empieza el caos  y el stress.
Los domingos a la tardecita me recuerdan que no hice ni un cuarto de mi lista de pendientes. Y estos pendientes se suman a los pendientes de la semana anterior. Y de la anterior. Y de la anterior.
Y mi lista de pendientes crece y crece sin cesar. Y yo me convierto poco a poco en una gran cosa pendiente. Sin hacer. Sin terminar. Sin estar jamas del todo lista. Sin estar jamas del todo hecha.
Me falta hacer-me
Entonces pienso y digo, el problema es el domingo? O el problema es vivir de una forma en la que no me gusta vivir? 
El problema es el domingo o es saber que hasta el proximo domingo yo no tendré ni un minuto para mi? 
El problema no será que día tras día me voy muriendo por no vivir... por no hacer las cosas que necesito hacer, por no hacer lo que siento que debería hacer? Y el domingo solo me lo hecha en cara. Sólo me lo recuerda. 
El problema son los domingos o son los lunes, martes, miercoles, jueves, viernes, sabado que no vivo la vida como quisiera vivirla sino que la vivo como se me dijo que había que hacerlo?
Los domingos me abruman porque son honestos.
Los domingos no te distraen con trabajo y más trabajo. Con correr de acá para allá. Con ir y venir y hacer y estar ocupado 25 horas al día.
Los domingos son quietos. Y la quietud y el silencio te muestran la verdad. 
Lo que tu alma necesita, lo que tu alma espera. Solo se oye en el silencio.
Los domingos me dicen a gritos lo que estoy haciendo mal.
En lo que estoy errada
Por lo que me enfermo
Por lo que no duermo
Los domingos me gritan todo lo que en la semana me esfuerzo por no oír.
El problema no son los domingos. Ni la noche. Ni la lista de pendientes. El problema es la forma de vivir. 
O de estar muriendo en el intento.

domingo, 24 de abril de 2016

Si los lunes te duelen.

La soledad del domingo me hace pensar.
No me gustan los domingos a la tarde. A esta hora, es la hora del suicidio. Esa hora en que cae el sol y uno siente que se muere un poco. Un poco porque llega la noche y otro poco porque se acaba el único momento placentero de la semana.
Y entonces caigo en la cuenta. Porque es el único momento placentero de la semana?
Porqué uno no puede disfrutar de la semana como disfruta de su fin? Porque vivimos como vivimos y hacemos que nuestros días sean contar las horas para el viernes. Y no querer ver pasar las horas para el lunes?
Últimamente me estoy planteando mucho esto. Algo que me vengo planteando hace años en realidad pero que a veces la llevo de mejor o peor manera.
Y muchas veces termino cayendo en la trampa de trabajar por dinero y no por amor. De trabajar mil  horas como si eso solucionase mis problemas.
Y todo lo contrario.
Solo los empeora
Por eso hoy, acá. En la soledad de un domingo a la tardecita, cuando ya no hay sol y solo queda un misero vestigio del día, decido que es mi ultimo domingo triste.
Me duele el estómago. Algo se muere hoy en mi. Todos los domingos muere algo en mí. Muere un poco de esperanza y de sentir que me puede ir mejor. Me angustio y la angustia existencial no es buena compañía
Pero hoy decido que aunque así sea, hoy es la última vez que un domingo determina mi bienestar
Los domingos son días. Como los jueves. Como los martes. Incluso, como los lunes.
Debería poder disfrutar cada día de la vida sin importar más nada que eso. Que la vida misma.
Y los lunes no deberían doler tanto. Los lunes deberían ser nuevos comienzos. Deberían darnos la posibilidad de empezar de nuevo. Yo siento a veces que es volver a la condena de la que no se puede salir.
Y entonces me doy cuenta de que la única forma de dejar de sentirme así, es haciéndome una pregunta, y tomando una decisión con la respuesta.
Qué tipo de vida estoy viviendo? Y si no es la que quiero vivir, si me pesa, si me abruma, si me agobia, que voy a hacer para cambiarla?
La única salida es tomar las elecciones correctas. Es poder ser consciente de que cada elección que uno toma, cada cosa que uno hace y sobre todo cada pensamiento que uno decide pensar está determinando el total de su existencia.
Y por eso decido que, como otras veces en mi vida, voy a tomar las riendas y voy  a hacerme cargo. A hacerme cargo de que hay cosas que no quiero. Hay cosas con las que no quiero cargar. Cosas con las que no quiero vivir. Cosas que ya son viejas. Que ya no sirven. Que no me hacen falta y que ademas me estorban.
No tengo ganas ni razones para no disfrutar de mi vida. Para no disfrutar de mi tiempo. Para no disfrutar de lo que me gusta y de lo que me hace bien.
No se porque estuve tan perdida este tiempo. No se porque volví a caer en un lugar viejo. Tan conocido pero viejo. Ya no me pertenece. Ya no pertenezco a ese lugar.
La Vida es para aprender. Para disfrutar. Para ser feliz. Para venir a hacer lo que uno vino a hacer a este mundo. Y ninguno vino a sufrir.
Todos tenemos un propósito. Una misión que cumplir. Y la mayor misión es ser feliz. Es estar en Paz. Es concretar los sueños.
No es un lugar común. No es un cliché.
Es la misión del hombre para la evolución de las almas.
La idea es ser feliz. De lunes a lunes.
O de domingo a domingo.



viernes, 25 de marzo de 2016

Feliz Cumpleaños a mí

En unos minutos cumplo 35 años.
Tengo la bendición de estar en mi casa.
Tengo la bendición de que está lloviendo y es de noche.
Tengo la bendición de haber pasado un pre-cumpleaños maravilloso
Tengo la bendición de tener a mis hijos felices
Tengo la bendición de trabajar en lo que amo. De divertirme en mi trabajo. Aunque trabaje un poco mucho.
Y acá, en la soledad de mi casa, con la casa oscura viendo llover en el balcón, la sensación es rara. Pero es rara en el buen sentido.
Estoy en paz. Sola. Totalmente sola esta noche.
Y totalmente en paz. Como si hubiera entrado en trance. Como si toda la angustia se hubiese ido. Porque no tengo porqué temer. No hay razones ni lugar para el miedo.
Todo parece claro. Todo parece haberse resuelto. La vida se va resolviendo por si misma. La vida nos pone todo ño que necesitamos en el camino. Y lo que no, es para que aprendamos a valorar lo que realmente importa.
Estoy tan agradecida a todo lo que tengo, a todo lo que construí, a todo lo que pude lograr. Estoy tan agradecida por toda la gente que está conmigo. Que me quiere, me respeta y me valora.
Y agradezco porque pude darme el espacio para volver a vivir. Hace un año que pude volver a tomar las decisiones de mi vida. A hacerme cargo de mí misma y de mis hijos. Que pude elegir lo más sano. No lo que "corresponde"
Y estoy feliz y en paz con esa decisión
Y hoy todo parece más claro. Mas transparente. Mas posible. Hoy creo que se puede volver a empezar. Que se puede confiar Que puedo dejarme ayudar. Que puedo dejarme sostener. Y que puedo ser sostén. Que puedo bancar las situaciones que haya que bancar.
Sé que soy fuerte.
Se que tengo edad, experiencia y ovarios suficientes para hacer frente a lo que sea.
Y que ademas están ahi todos mis amigos  y mi familia para sostenerme si hace falta
Bendigo y agradezco ser quién soy, y estar donde estoy. Y hacer lo que hago.
Nunca un cumpleaños me movilizó tantas cosas.
Nunca un cumpleaños fue tan feliz.
Gracias Gracias Gracias
Feliz Cumpleaños para MI