domingo, 30 de noviembre de 2014

Lluvia triste

Es muy tarde. El único momento en que esta casa está en silencio. Llueve afuera y la música de las gotas cayendo me provoca una mezcla de tristeza y  melancolía difícil de soportar.
Mis hijos duermen a mi lado y aunque seamos tantos en esta cama yo me siento más sola que nunca.
Hoy tuve un día demasiado duro para mi gusto.
Hoy estuve realmente triste.
Hacía mucho tiempo que eso no me pasaba. Los problemas existen desde siempre y nunca dejé de tenerlos. De hecho algunas situaciones han mejorado. Y sin embargo en otros momentos no he estado tan triste como hoy.
Tengo la horrible sensación de haber perdido.
De haberme perdido parte de mi vida. Y esa es la tristeza más dura. La de saber que algo ya no tiene remedio.
Me veo y veo los años que han pasado. Me veo y veo todo eso que podría haber hecho, que podría haber sido.... y no fue.
Me veo y me veo cansada. Viaja. Arrugada. Pero no me importan las arrugas de la cara. Ni siquieran me molestan tanto las canas.
Me duelen las arrugas de adentro. Me duelen las marcas y las cicatrices. Me duelen las heridas y el cansancio. Me duelen las indiferencias y la falta de amor.
Me duelen los dramas pequeños y grandes. Me duele haber vivido tanto en poco tiempo.
Me duele no encontrar la Paz que tanto busco,
Me duele pensar que tal vez no la encuentre nunca.
Y ya se, no me digan que no sirve de nada pensar así, que solo atraigo más tristeza que los hubiera no exisisten y que no estoy tan mal.
Ya lo se. He leído todos y cada uno de los libros de autoayuda que existen.
Se la teoría de memoria.
Se todo lo que hay que hacer, decir, visiualizar, etc etc
Pero hoy no es es el día. Hoy no puedo ser positiva. Hoy necesito dejar fluir y dejar salir esta tristeza. Este nudo en la garganta que me da ganas de vomitar todo el dolor que tengo adentro.
Hoy necesito ser llevada por esta melancolía para transitarla y dejarla ir.
Hoy todos los fantasmas que creí que había matado han vuelto. Todos están aquí. Mirándome mientras escribo en esta habitacion a oscuras... esperando que me duerma para atacarme en sueños
Pero les voy a dar pelea
Se que voy a vencer
No me voy a rendir
Mañana será otro día, saldrá el sol, mis hijos me harán reír y la tormenta habrá pasado.... o al menos las pequeñas victorias harán que de a poco pueda ver el sol atrás de las nubes....