viernes, 3 de diciembre de 2010

No depender de nadie

Ya se que estoy un poco monótona pero ya ven, lo que me inquieta en estos tiempos es la relación con la gente.
No sé si será fin de año, que uno se pone a analizar ciertas cosas, a hacer un balance.
Y en estos balances sigo perdiendo en algunos aspectos.

Este año para mi fue de mucho crecimiento y de mucho aprendizaje. Creo que he podido superar muchas cosas que me impedían ser, hacer y tener lo que quiero.
Pero hay algo, que se ve me cuesta más que otras cosas, que es mi independencia en la relación con los demás.
Es decir, ser absolutamente libre de todos. Y querer o elegir estar o alguien, pero no depender de ese alguien.

No hablo sólo de la pareja. Hablo de todos. Amigos, familia, hijos, todos.

Les doy un ejemplo para ser más clara. Anoche mi marido se fue a cenar con los del trabajo. Y yo, en lugar de preparame una noche en paz para mi solita, y disfrutarla, me puse mal. Al principio todo bien, pero llegada medianoche y el otro que no venía, me empecé a enojar, y me empezó a doler el estómago... y todo por qué?
Dependencia.
Depender de otro para sentirse bien. Para disfrutar, para divertirse, para pasarla bien. Depender de otro para ser feliz, ni más ni menos.

A veces se depende de los hijos, o de los amigos incluso.
A veces se depende de los psicólogos.
Eso no quiere decir que me de lo mismo que el otro esté o no. Ni que me importe un bledo su presencia. No. Quiere decir que MI bienestar no depende de él. Depende de mi. Y que si él está, yo estoy mejor. Pero que si no está, estoy bien igual.

La libertad emocional para mí es casi tan conflictiva como la financiera.... son los dos puntos a trabajar el año próximo...

Porque no quiero depender de nadie. Porque se que yo puedo y me merezco ser feliz y estar bien y disfrutar de la vida, independientemente de quién esté a mi lado.
Y de que si hay alguien a mi lado, sea porque lo elijo, me elige y juntos la pasamos mejor...

4 comentarios:

  1. Uf, definitivamente fue como verme al espejo. Soy igualita, igualita. Cada vez que Maty se va a jugar fútbol con amigos o sale con su hermano y amigos yo me enveneno. Me veo en casa y sola con el nen, igua lqeu todos los días y me pregunto ¿y a mi cuándo me toca? Trabaja hasta los sábados y no tengo a nadie que cuide a Germán unas horitas para disfrutar de algo que a mi me guste. Los domingos estamos todos y es por excelencia un día de familia y no me da para mandarme a mudar el punico día que estamos todos juntos.
    Para mi este tema de la dependencia es algo que vengo arrastrando desde hace mucho tiempo. Ni idea como manejarlo.

    ResponderEliminar
  2. ahhh Igual Igual!!!!! yo estoy mucho mejor, antes era terrible.
    Ahora siempre me guardo una vez por mes para salir sola con las chicas y a Paloma la cuida el. Y los viernes, generalmente me la llevo pero cada quien sale con sus amigos.
    es ir ganando pequeños espacios supongo, y aunque no se pueda hacer todo lo que uno quisiera, tratar aunque sea de reservarse y respetarse ese espacio donde uno es feliz consigo mismo...

    ResponderEliminar
  3. hasta yo soy igual dependo de una mujer para sonreir en si mi autoestima es muy baja y solo ella me hace sonreir. lo ven soy demasiado dependiente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno juan, justamente, la idea es que vayamos aprendiendo a no depender de nadie para ser felices, la felicidad debe estar dentro de uno mismo...

      Eliminar