jueves, 23 de agosto de 2012

Autosatisfacerse. Hacerse feliz a uno mismo.

He leído miles de libros de autoayuda. Hice terapia de Constelaciones Familiares. Tomé flores de Bach, medicamentos homeopáticos, granulitos, gotitas...
Hice Memoria Celular. Tengo 15 años de psicoanálisis encima, pasé por 6 terapeutas distintos.
Probé meditación Zen, Reiki, reflexología, yoga, pilates, esferodinamia.
Y JAMAS encontré lo que estaba buscando. Algunas cosas me ayudaron más que otras. Pero jamás nadie me ayudó a encontrar eso que tanto buscaba. Esa respuesta que responde a una pregunta que quizás jamás formulé correctamente, por eso aún no ha sido respondida.
Y sin embargo este estado, el de estar púerpera (ah! hace un mes nació Gabriel, por cierto. Ya haré un post al respecto) Este estado decía, me está llevando a lugares que quizás abordé mil veces en terapia por ejemplo, pero que nunca terminé de resolver. Por no saber, por no poder, o por no tener el coraje suficiente.
Y ahora en este estado tan frágil, donde no se cómo ni porqué me vienen a la mente momentos de otros tiempos, casi de otras vidas. Momentos horribles y momentos placenteros. Momentos que ni recordaba. Cosas que le pasaron a otra persona. Que era yo, pero era otra persona.
Ya no tengo miedo de meterme ahi dentro. Ya no tengo miedo de volver a vivir todas esas cosas. SE que si no lo hago, tarde o temprano volverán. Con otro hijo, o en otra crisis, o demasiado tarde.
No quiero que vuelvan más.No quiero tener que replantearme eternamente las mismas cosas. Otras, bueno, pero no las mismas.
Casi todo me lleva a un mismo lugar. tanto los libros como los recuerdos. Para ser FELIZ - que en definitiva es lo que uno busca desde que nace hasta que muere creo yo- hay que autosatisfacerse.
Con esto quiero decir que en general, uno espera algo de otro para sentirse feliz. Que aquél me preste atención, que este me mire, que el jefe me de un aumento, que el gobierno me de un crédito, que el sol salga y que no llueva.
Pero si llueve, o mi marido llega una hora  después de lo previsto (no es autobiográfico,eh! ;P) realmente él tiene la responsabilidad de mi sentimiento de rabia? No lo creo. Aunque en un primer momento uno piense así. Creo que uno ELIGE sentir rabia. Bien podría pasarse por ya saben donde si el marido llega o no. (si no se pasa el límite del respeto, por supuesto...) Podría no darme cuenta siquiera, si yo estuviera centrada en mi vida, y no en la del otro.
Porque siempre habrá un otro que NO hará lo que yo espero que haga. Que no cumplirá con mis expectativas. Y que yo sufra por eso no su culpa. Es MI responsabilidad. Uno elige echarle la culpa a los demás sobre su infelicidad. Porque es más cómodo, porque no se da cuenta, o simplemente porque eso es lo que aprendió.
Y creo que en mi caso es una lección que todavía tengo que aprender. Tengo que aprender q la felicidad no depende de los demás, sino de las elecciones que uno mismo hace. Tanto de lo que uno decide hacer, como de lo que uno, consciente o inconscientemente decide sentir.
A mi me resulta muy difícil. Al menos ahora me doy cuenta bastante rápido, y puedo despegarme de eso. Aunque no siempre resulta.
Creo que ser feliz consiste simplemente en estar seguro de que quién es uno, que quiere y a dónde va. Y estar en paz.
Trataré de seguir aprovechando las oportunidades que me da el puerperio para aprender todo eso. Por que sino, la vida me volverá a mostrar la lección.