martes, 27 de junio de 2017

Del Abismo a la Luz

Los últimos meses han sido muy duros.
He pasado uno de los peores momentos de mi vida aunque en realidad en cuanto a acontecimiento no ha sido tan terrible. Una ruptura amorosa no es el fin del mundo. Pasa todos los días
He vivido cosas mucho peores. Abusos, enfermedades graves de seres queridos, crisis económicas, no tener trabajo, muertes repentinas, un divorcio, un aborto.
Cosas graves. De verdad
Y sin embargo esta ruptura fue tan cruel. Tan triste. Tan profunda. Porque profundo era lo que yo sentía. Me la volví a jugar y me salió peor que antes.
Sin embargo, tan profundo fue todo que al verme destruida en mil pedazos entendí que no tenía más opción que agarrar pedacito por pedacito, analizarlo, arreglarlo y reconstruirme.
Y así empecé en el medio del dolor, a ir cada vez más profundo en el abismo. Cada vez que agarraba un pedazo de mí tratando de salir me metía en otro pozo de sombra y oscuridad.
Y fue (es) un proceso muy duro. Muy angustiante y muy doloroso. Pase por momentos de mucho insomnio. De no comer. De no poder pensar más que en eso en lo que pensaba.
Fueron momentos de mucho dolor y de creer que iba a volverme loca.
Sin embargo, cada vez que uno de mis trozos veía la luz… comenzaba a sentir que podía salir
Y así me encontré un día riendo de nuevo. Sintiendo que puedo volver a estar bien. Sintiendo que puedo volver a mi misma cada vez que me pierda. Porque seguramente no será la última vez. Pero no pasa nada. Puedo perderme porque sé que siempre estoy ahí esperándome. Esperando que el  embrujo del espejo pase.
Esperando que me dé cuenta que es lo que tengo que aprender de ese abismo
Porque de cada cosa que pasa se aprende algo. Y en general de lo malo se aprende más que de lo bueno.
Asique en estos meses de abandonarme, traicionarme y negarme he aprendido mucho más que en los últimos años.
Y éste despertar, que no es el primero, es el más profundo que he vivido.
Y aquí estoy, sintiendo que puedo ser más Yo misma. Más intensa y más real. Más honesta y más auténtica
Y entendiendo que me debo explicaciones sólo a mí misma. Que solo tengo que seguir mi propio camino. Y que si en algún momento alguien tiene más poder en mi vida que yo misma es sólo porque lo permito. Y porque habrá lecciones que no aprendí
Y aunque aún falte mucho camino por recorrer…. Hasta el día que me muera lo habrá… hoy siento que estoy de pie. Que a veces tambaleo. A veces creo que aún no me levanté. Pero no. Aquí estoy. De pie y más entera que nunca.
Y este tiempo de tanta oscuridad y dolor no me ha servido más que para reafirmar quién soy en realidad. Quién puedo llegar a ser y quién siento que existe dentro de mí.
Asique ahora voy a por lo que he venido a hacer a este mundo.
Muchos quedarán en el camino
Muchos no me entenderán
Muchos creerán que realmente enloquecí. No importa. Eso también será un aprendizaje
Más allá de quién quede y quién se vaya. Más allá de que haga todos los días. En mi Ser sé lo que vine a hacer y a aprender. Y hasta a enseñar. Asique en ese camino me pongo. Me entrego y me dispongo a que la Vida haga lo que tenga que hacer. Hasta ahora quise escaparme y evitar lo inevitable.
Pero ya no más. Aquí me levanto y me entrego a que sea lo que tenga que ser porque todo lo que el Universo ha dispuesto es Perfecto  y yo soy parte de esa Perfección.





No hay comentarios:

Publicar un comentario