lunes, 8 de febrero de 2016

Vivir dándolo todo

No puedo vivir a medias.
Tal vez es un gran  error. Tal vez debería poder medirme. Poder dar en consecuencia de lo que me dan. Tal vez podría calcular. Me dan un te quiero doy un te quiero. Me dan un favor, doy un favor. Me dan un beso, doy otro. Ni dos, ni tres ni medio. Ojo por ojo que le dicen.
Pero no puedo. Yo doy todo. Doy la Vida. Doy el Amor. Doy la Paciencia. Doy la Esperanza. Doy la Fe. Doy la Sabiduría que la Vida me dió. Doy la Experiencia. Doy el Cariño. Doy las Caricias. Doy todos los besos que tengo para dar.
No puedo escatimar. No quiero escatimar. Porque vivir a medias es muy triste. Vivir calculando es muy triste. Pero es más triste para uno que para los demás. Porque qué hago con todo eso que tengo dentro si no lo doy? Que hago con tanto amor si me lo guardo? Que hago con tanta pasión si no la brindo? Me quemaría adentro. Me consumiría de tristeza. Sentiría que me explota el cuerpo y el alma. Sentiría que Dios me ha dado tanto para guardarlo y entonces, para qué me lo dio?
Es un deber a la Vida dar todo lo que nos dio. Entonces doy todo lo que tengo y por todo lo que he venido a vivir.
Y me entrego completamente y me brindo completamente. Y me duele a veces, claro, porque no siempre los demás lo saben valorar. Pero saben qué? No importa. Porque lo que importa no es lo que los demás hagan. Ni lo que los demás piensen. Ni lo que los demás pretendan. Lo que importa es lo que uno hace con su propio Amor, con su propia Vida, con su propia Alma. Porque sólo eso quedará el día en que nos vayamos. Y el día en que me vaya no quiero tener nada dentro que no haya dado. Quiero irme sabiendo que aunque no lo hayan visto, aunque no lo hayan valorado, aunque no lo hayan sabido apreciar, yo le di al mundo y a cada uno que pasó por mí, todo lo que tengo. Todo lo que Soy y todo lo que hago.
Asique gracias. Gracias por estar ahi y ser quien me permite darme entera para estar a mano con la Vida que tanto me da y que le debo tanto. Gracias por permitirme brindarme entera. Gracias por recibir aunque sea una parte. Gracias por mostrarme que Vivir dándolo todo, sigue valiendo la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario