sábado, 28 de enero de 2012

Ser lo que debes ser... o lo que quieres ser....

Bueno ya saben, de memoria, mis crisis existenciales. Ya aburro con lo mismo.
Pero hay una en especial que no puedo resolver que me tiene loca hace tiempo. No duermo pensando en eso, no puedo parar de darle vuelta al asunto... No puedo decidirme y no puedo ponerme en acción.
Son muchas cosas que no puedo. Pero por sobre todo, no puedo saber cuál es la respuesta correcta.
Y esa duda es la que no me deja dormir.
Vamos del principio a ver si me entienden y quizás, escribiendo, se me aclaren las ideas a mi también.
Yo soy.... no. No soy. Ven, acá empieza ya mi dilema. Uno ES su trabajo?? Uno ES su profesión?? Yo soy mucho más que eso!!!!!!
Empecemos de nuevo: Yo tengo una profesión. Que es: Profesora de Francés.
Mientras estudiaba vivía un idilio. Era sumamente feliz estudiando eso. De hecho durante 5 años de mi vida no leí nada en español prácticamente. Hasta el diario lo buscaba en Internet y lo leía en francés.
Gracias a eso viví varios meses en una cuidad adorable llamada Saint-Gaudens al sur de Francia, en los Pirineos... y fui muy feliz allí.
Pero cuando volví, y empecé a trabajar acá, y vi lo difícil que es entrar en el sistema oficial, lo poco que se paga, la inestabilidad laboral de los que recién empiezan... me desilusioné muy pronto. No era lo mismo estudiar Voltaire que enseñar verbos a imberbes...
Y la alternativa de los lugares privados no era mejor. Ahi hay que ser hijo/primo/sobrino/amigo de para poder entrar.
Yo en épocas de examenes!
Conclusión yo tenía ya veintilargos años y no tenía un futuro cercano prometedor. Pero ya estaba en pareja y quería formar mi familia... Tenía que resignar eso por culpa de sistema?
Decidí que no. Empecé a trabajar en una escuela primaria (donde trabajo ahora)  y de todo lo que me permitiera sostener mi casa, mientras "esperaba" ese trabajo que nunca llegaba.
Lo cierto es que ya paso mucho tiempo y le fui tomando cada vez más rechazo a la profesión. Los niños no te respetan, los directores tampoco y los padres menos. Es muy difícil trabajar "enseñando" algo que nadie quiere aprender, donde para ganar un buen sueldo hay que dar 10hs de clases por día y para lograr eso hay que pasar por muchas cosas.
Y todo se mezcló. Hoy mi duda es: ya no quiero dar clases de francés, no me interesa más eso, o no quiero dar clases ASI? Porque este año empecé a trabajar en Centro Policulturale Amerigo Vespucci y ahi si me gusta dar clases!!
Entonces pienso: es dejar todo y buscar otra cosa distinta? Estudiar otra carrera? Ponerme un kiosko?
O es elegir los trabajos que me satisfagan y donde me sienta compensada aunque no estén en el circuito oficial?
Y ahí entra el otro gran dilema que tengo. La visión de los demás. O mejor dicho, de mis colegas.
Me preocupa mucho que piensen que porque no tengo el trabajo esperado o porque trabajo de otra cosa, me piensen fracasada. Ahora, son ellos o soy yo la que pienso eso? Les diría que no soy yo, pero si se me cruzan esas cosas, por algo es...
Entonces vuelvo al principio. Que debo SER?
Debo ser lo que se espera de una profesora de Francés "como la gente" y matarme con los niños dando clases en 800 escuelas y terminar a los 40 con una licencia psiquiátrica?
O mejor dejo la escuela, doy clases privadas a quienes si les interese, y trabajo en los lugares donde me valoren y me paguen bien aunque no sean lugares con "prestigio"?
O... me pongo un kiosko y me dejo de joder?
En eso estoy hace casi 2 años... los beneficios de la maternidad... que te da vuelta la cabeza  te hace replantearte la existencia...
Ojala pronto me decida tomar la decisión correcta y a lograr la paz interior que tanto necesito.
Por lo menos con respecto a este asunto  del deber ser... o de ser feliz...

No hay comentarios:

Publicar un comentario