jueves, 2 de diciembre de 2010

Falsas expectativas....

El hombre vive de sus sueños y esperanzas. Si uno no soñara no tendría sentido vivir.
No importa el tipo de sueño. Puede ser querer cambiar el mundo, conseguir pareja, comprarse un auto. Da igual. Es el motor que nos impulsa.
El problema está cuando ese sueño, lo proyectamos en alguien más.
Cuando ponemos todas las expectativas en otra persona, y todo depende de él/ella.
Esperar que el otro haga todo, o que no haga nada, o que haga lo que yo quiero que haga cuando yo quiero que lo haga, sólo puede traer una sola cosa como consecuencia: Una enorme FRUSTRACION !!!!!!
Porque el otro, nunca, jamás, será o hará lo que YO quiero que haga.... Simplemente porque es otro ser humano que piensa y siente diferente a como siento y pienso yo. Y el o la pobre... no puede adivinar!!
Yo no puedo pretender que sepa lo que estoy esperando. Que sepa cuales son mis expectativas. Pero uno muchas veces piensa que si. Y después el enojo, las peleas, la frustración.
Y encima uno pretende que el otro pida perdón, por algo que ni siquiera sabía que debía hacer....
Por eso creo que si todos nos hiciéramos cargo de lo que nos pasa, de lo que sentimos, de lo que queremos y lo  expresamos, el mundo sería mucho más agradable para todos.
Es muy difícil (sobre todo para las mujeres) decir lo que queremos. Pedir las cosas. Porque con ese curro del príncipe azul y las novelas y las películas de amor, nos creimos que el tipo SABE todo lo que necesitamos. Y a lo mejor, el pobre no tiene la menor idea.
Por eso, dejemos de tener falsas expectativas, pidamos las cosas de frente, y ahorrémonos tantos dolores de estómago, broncas y llantos.
Que con una vida más franca, más abierta y más sincera.... vamos a ser más felices....
Por lo menos así lo veo yo... ;-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario