lunes, 5 de enero de 2015

Mundo Interior

Son la una y media de la mañana y no me puedo dormir. Mi cabeza está llena de pensamientos que no paran uno atras del otro y no me dan respiro. Tengo que dormir. Mañana es un día laboral. Me tengo que levantar temprano y ocuparme de mi trabajo de mi casa de mis hijos.
Pero no puedo dejar de pensar en todo lo que me pasa y en todo lo que quiero hacer y en todo lo que está por venir.
Tengo una ansiedad terrible porque lleguen las cosas que tienen que llegar, porque se den las cosas que se tienen que dar. Por que pase lo que tiene que pasar.
Y mi cabeza gira y gira y no hace nada en realidad, sólo se marea.
Y me doy cuenta que el principal estorbo en mi camino soy yo misma Que no dejo la cosa fluya. Que no dejo que las cosas sucedan cuando tengan que suceder.
Y todo este barullo en mi cabeza tiene que salir de alguna forma y lo calmo solamente cuando escribo.
Escribo para no enloquecer como ya dije alguna vez.
Escribo para que este tsunami dentro mío no me ahogue. No me pierda más de lo que estoy.
Mi terapeuta me dijo que tengo un gran "mundo interior". Es lo mismo que decir que estoy re loca y que me vuelo los pelos con facilidad. O no. No importa.
Lo que importa es que no puedo dormir porque "mi mundo interior" no me lo permite.
Porque tengo demasiado por hacer
Porque hay demasiado por venir
Y porque tengo un miedo tremendo a que nada suceda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario