domingo, 9 de septiembre de 2012

Apología del porteo

Este no es un blog sobre maternidad.  Es un blog donde expreso lo que me pasa, básicamente todo lo que se me cruza por la mente. Es como un diario íntimo, pero sin candado.
Pero el ser madre,es algo que  atraviesa toda mi existencia.
Y a veces tengo la necesidad de reflexionar sobre ciertas cosas que tienen que ver con esto. Y una de esas cosas últimamente es la necesidad de portear a mi hijo.
Para los que no saben, portear un bebé es llevarlo a cuestas. Básicamente lo que han hecho millones de mujeres miles de años antes que nosotras.
Maneras hay muchas. Portabebes también. Yo ahora uso un foulard, y me resulta sumamente cómodo y a mi bebé, bueno, para él, es el mejor lugar del mundo.
Muchas mamás portean a sus bebés. A pesar de que a mi todavía me siguen mirando como loca o como hippie, de hecho se me acercan a preguntarme "que es eso". Otras me felicitan (??) como si estuviera haciendo algo totalmente novedoso.
Los taxistas me preguntan si mi bebé no se esta muriendo ahogado ahi dentro. Hasta el oculista (si!) me dijo: "ah, si... eso lo inventaron dos medicos chaqueños... "(?????) "Ah, yo pensé que lo habían inventado las indias" le respondí.
Sea como sea, lo que siempre sucede es que todos me miran.
Y aunque hay muchas mamás que portean a sus bebés, creo que hay muchas mujeres que lo hacen por moda. O porque es cool. O porque es progre.
Yo lo hago por instinto.
Mi camino hacia el porteo empezó embarazada de mi primer hija, hace casi 4 años atrás. Leyendo e investigando sobre productos para bebés, me di cuenta que no entendía cómo se puede NO tener en brazos a un hijo. Entre tanta cuna con luces y vibrador, tanto cochecito inteligente, yo pensaba... yo lo quiero tener upa!
Asi descubrí una bandolera con anillas (que no recomiendo para recién nacidos) que ahora se que no era lo ideal pero era lo que encontré en ese momento y lo único que conocía. Y asi llevé conmigo a la mayor hasta el año de vida. Y ella iba en la bandolera feliz, y no lloraba y le encantaba. Yo pensaba, "Claro, como cualquier chico, le gusta estar upa". No sabía la dimensión que tenía ese simple y subversivo hecho de portear.
Con mi segundo hijo, mucho mas informada y mas consciente, descubrí que todo lo que yo intuí con la mayor tenía un fundamento. Además del legado ancestral de las madres de la tierra.
Los seres humanos nacemos incompletos. Es el precio de caminar en dos patas. Si naciéramos desarrollados no pasaríamos por el canal de parto.
Otras especies nacen, y al poco tiempo caminan. Se defienden. Buscan alimento.
Nosotros no. No somos capaces de hacer nada solos por mucho tiempo.
Por eso se dice que somos como los canguros. 9 meses de vida intrauterina, 9 meses de gestación extrauterina.
Entonces, como madres, debemos tratar de reproducir el mundo uterino fuera de él. Y debemos darle a nuestros hijos eso que tenían; en la panza tienen el corazón de mamá, el liquido, el contacto todo el tiempo, la voz de mamá. Porteando a nuestro hijo le damos eso mismo: corazón de mamá, abrazo, contacto, nuestra voz, nuestra mirada.
Así, le damos al porteo la dimensión que le corresponde. No es moda, es esencial en el desarrollo de ese bebé, que aún no se ha terminado de gestar. Y es subversivo porque le doy a mi hijo todo lo que necesita y gracias a eso hoy es un bebé feliz. Y mañana será un adulto con autoestima, seguro de si mismo, difícil de dominar. Y encima haciendo caso omiso a las leyes de mercado y marketing de grandes marcas.
Por eso el porteo no es solo para ir a pasear. Es algo que uno debe tratar de hacer, mientras se pueda, todo el día. Un bebé que sale en portabebé a la calle, y pasa todo el día en una sillita o en el coche dentro de casa no es un bebé porteado.
De ahi tambièn la necesidad de dormir con los hijos, y de darles el pecho a libre demanda. Pero eso será tema de otros post.
Se que para muchas de nosotras es muy difícil estar TODO el día con nuestro bebe encima. Yo tambièn a veces lo dejo en otro lado. Quiero decir, se lo doy al padre por ejemplo si me voy a bañar. Pero la idea es tener mi bebé como prioridad, ni más ni menos.
También se que para muchas mamás es muy dificil dejar de ser mujeres adultas activas para convertirse en mamá. Para mi a veces tambien. Pero generalmente, si un bebe no esta ne brazos de su madre, sufre. Llora. Lo único que quiere, que necesita son los brazos de su madre.
Yo le diría a todas las mamás cuyos bebés sufren de cólicos, que no duermen durante la noche, que no duermen durante el día... que carguen a sus bebés. Que duerman con sus hijos. Y se relajen. Y disfruten. Y sean felices en ese mecer constante de vida y amor...





Para mayor información no dejen de visitar Mami Kanguro , una página con mucha mas info sobre porteo y crianza con apego...

2 comentarios:

  1. doy fe que todo es verdad, Gabriel y Paloma son muy felices en la bolsita de Mamá

    ResponderEliminar